Trayectoria

En marzo del año 2000 comenzamos esta aventura que es Fisioterapia-sm.

No negaré que los principios no fueran duros.

Muchas deudas, mucha burocracia, bastante estrés,  y bastante inseguridad también.

            Poníamos más corazón que otra cosa en cuanto íbamos avanzando. El amor a esta maravillosa profesión que es la fisioterapia, la confianza en nuestras técnicas de tratamiento, y las ganas de mejorar la salud de nuestros pacientes fueron el mejor acicate para seguir adelante llenos de ilusión.

  Poco a poco fuimos decorando la clínica, dotándola del material que siempre soñamos, dando lo mejor en cada momento.

  El barrio nos ayudó bastante dándonos a conocer, amigos de amigos, el boca a boca y la mejoría de nuestros pacientes fueron las claves del “Éxito”.

      La idea siempre fue y ha sido la misma, tratamiento personalizado, desde la profesionalidad y la relación amable con el paciente. El diálogo con cada persona con una potenciación de la confianza entre el profesional y quien se acabara convirtiendo en el mejor altavoz del citado tratamiento. Seriedad y honradez  con el cuidado necesario  y para la recuperación del paciente. A ello una formación cuidada y actualizada de las técnicas más modernas de tratamiento mediante la realización  de cursos formativos de nuestros profesionales. Todos ellos han creado un estilo y un nombre que es nuestra mejor valía.

  Primero llegó Ana Belén, con su impulso, su confianza y su buen ánimo.

Nada como una vieja compañera de colegio para caminar juntas.

Después Idoia,    con su buen corazón, su manera sutil de hacer fáciles todas las cosas.

  Susana, con su voluntad inquebrantable, su creatividad, su autenticidad.

  Juan Carlos poco a poco se fue agregando al proyecto, con su capacidad de trabajo, aportando cuanto esfuerzo era conveniente, a los fisioterapeutas no se nos dan tan bien los negocios ni las cuentas, y él es bueno en eso.

  Sara, amable y animosa, aportando alegría y risas.

Erica, amorosa, dulce, sociable, precisa en sus técnicas de tratamiento….

  Alberto:  incansable profesional, ordenado en sus tratamientos, con su amabilidad y corrección suceda lo que suceda.

  Alex: tranquilo,  discreto, profesional serio donde los haya…

  Poco a poco fuimos creando el equipo que es ahora esta clínica.

  Nos preparamos  concienzudamente recibiendo cursos de todo tipo:

Osteopatía

Terapias manuales,

Técnicas miofasciales,

Cualquier nueva forma de tratar y mejorar a nuestros clientes nos animaba a estudiarla.

  Después de 20 años, muchas alegrías y muchas pérdidas, mucho trabajo y mucha fisioterapia, podemos felicitarnos todos por el buen hacer.

No en vano más de diez mil pacientes nos dieron su confianza y asistieron a nuestra clínica para aliviar sus molestias en fisioterapia. 

Todos y cada uno, hemos hecho lo imposible, aún en los tiempos más complicados para mejorar nosotros, seguir aprendiendo y estudiando, y tratar de la mejor manera, con las mejores técnicas  de fisioterapia a nuestros pacientes, que a fin de cuentas, este proyecto es para ellos, para que sus lesiones mejoren y su salud sea la mejor.

         Nuestro equipo humano y nuestros pacientes son la razón de nuestro trabajo. Gracias a ellos y a vosotros.