Nos entrevista Madridiario – FISIO SM TERAPIA reabre adaptando sus instalaciones y rutinas a las nueva realidad post-Covid

Publicado por admin en

Hoy nos han hecho un bonito reportaje en Madrid Diario, aquí os lo compartimos https://www.madridiario.es/fisioterapeutas-ciegos-se-adaptan-doblemente-a-actividad-en-reapertura-post-covid?fbclid=IwAR1iMuZLwgQJ0VBtlmEiPBqAGGKoR9ACLGwihpAGjVm-ftterWjU_iiitkE

Como muchas otras, la Clínica Fisio SM Terapia ha reabierto sus puertas en Madrid desde el pasado 11 de mayo. El hecho no tendría mayor trascendencia si no fuera porque en este centro de la calle Covarrubias trabajan ocho fisioterapeutas ciegos formados en la Escuela de la ONCE. “Lo más complicado para una persona ciega es manejar la distancia social, pero se practica”, cuenta a Madridiario Salvi Melguizo, la CEO y fundadora de este centro donde realizan terapia manual personalizada.

Como fisioterapeuta con 30 años de experiencia, Salvi es consciente de que en el momento actual estos profesionales son más necesarios que nunca. “Después del teletrabajo y de los estragos que ha hecho el coronavirus, la fisioterapia es muy importante”. Lo han comprobado en los primeros días de reapertura tras prácticamente dos meses sin trabajar. Ya han pedido cita muchos de sus clientes habituales del barrio de Chamberí, donde llevan 20 años instalados. Pero también nuevos que no habían visitado nunca la clínica pero tenían buenas referencias.

La labor de este sector está resultando muy útil en la recuperación de los pacientes que han superado la COVID-19 en una doble vertiente: “Les ayudamos a recuperar su función respiratoria y capacidad pulmonar”, señalan en Fisio SM Terapia, pero también “su movilidad articular y la fuerza muscular”, dado que “después de una inmovilización prolongada y de ciertas medicaciones pueden tener secuelas de atrofia muscular”.

En esta clínica han tenido que adaptarse a los requisitos que indica la normativa sobre la apertura al público de estos establecimientos. “Hemos instalado mamparas de policarbonato de separación entre las cabinas e introducido material desechable de todo tipo, como sábanas, toallas, mascarillas o guantes”, explican a Madridiario.

También se han visto obligados a modificar su rutina de trabajo y han tenido que ajustar los horarios para no coincidir toda la plantilla, “no más de tres personas con tratamientos a la vez”. A las lociones y cremas que emplean de manera habitual para dar los masajes han sumado ahora el gel hidroalcohólico, que se aplican en las manos y en la zona corporal que van a manipular, y el desinfectante que emplean para limpiar, una vez que concluye el servicio, todas y cada una de las superficies que han entrado en contacto con el paciente dentro de las cabinas, como la camilla y el resto de material.

Muchos cambios y novedades en un espacio que estos profesionales invidentes ya tenían de sobra conocido y con el que ahora deberán familiarizarse otra vez. Un nuevo obstáculo que seguro salvarán sin problemas, porque “amamos nuestra profesión”, declara Salvi. Solo espera recuperar cuanto antes la normalidad para seguir cuidando de la salud de sus pacientes y mejorando su calidad de vida.

Categorías: Prensa